Comunicación en las redes sociales.

Por: Anele Pinkus Molina

https://i1.wp.com/www.mexicaneando.com.mx/wp-content/uploads/Redes2.jpgLa ironía de las redes sociales es que te permiten estar cerca de las personas que están lejos de ti, pero te pueden alejar de los más cercanos.

Sería muy difícil decir si su uso es positivo o negativo. Para algunos son de mucha utilidad y traen beneficio a su vida laboral; para otros quizás sólo es un modo de entretenimiento. Lo cierto es que con la aparición de las redes sociales se han perdido muchas costumbres que, a mi parecer, daban mejor sabor a las relaciones interpersonales.

Hace un par de semanas Whatsapp actualizó la aplicación, permitiendo a los usuarios saber cuando alguien ha leído un mensaje recibido. La reacción inmediata, en las redes sociales, fue de temor, todo mundo se quejaba que ya no podría dar como excusa un ‘no me llegó tu mensaje’, tal y como pasó con Facebook, cuando agregó el ‘visto’ a sus mensajes internos.

Cada día es más común comunicarse con los amigos o familiares a través de las redes sociales, que en persona, por teléfono o celular, quizás porque es más económico, o por practicidad, cada uno tendrá sus razones.

Entonces, si se ha convertido en el modo de comunicación más frecuente, ¿por qué temer a que se enteren que tu mensaje fue leído? Es tan irónico y tonto a la vez.

Una bonita costumbre casi perdida, son las cartas. Esas que te llegaban de lejos, fechadas hasta con semanas o meses de antigüedad. Donde muchas veces leías noticias viejas, pero que las recibías con mucho entusiasmo. Esas cartas con olor a tinta, a rosas o perfume, si es que la persona que te las enviaba agregaba ese detalle. Cartas escritas a mano y que podría contener una mancha, cuando la persona se equivocaba al escribir y corregía sobre la misma. Cartas personales, porque aunque el mensaje fuera el mismo para varias personas, cada quien recibía una, casi siempre con los mismo detalles. Ahora las ‘cartas’ se dan por correo electrónico, sin aromas, sin manchas, siempre impecables y en cadena, cuando el mensaje es masivo.

Ya nada es personal. Ahora una ‘nota’ de un “Te amo” a la pareja es leída a través del muro de Facebook por una larga lista de contactos tanto tuya, como de tu pareja. Lo sé, porque lo hago. Y aunque algunos se quejan de leer tanta cursilería y de tener saturado su ‘inicio’ de frases ‘empalagosas’, hacen lo mismo, pero llenándolo con quejas.

Se ha perdido tanto la comunicación interpersonal, que a veces una persona escribe una larga ‘carta’ de amor a la pareja, un mensaje lleno de corazones y caritas felices, y recibe muchos comentarios. Todo mundo escribiendo frases como ´qué romántico’, ‘qué lindas palabras’, ‘muchas felicidades por amarse tanto’, pero ninguno de la persona a la que fue escrito. Es más, a veces ni un simple ‘me gusta’ le dan. Qué triste. ¿Dónde queda el amor?

Otra de las costumbres casi perdidas son los abrazos, los besos y las sonrisas. Esos que recibías cuando te buscaban para felicitarte por un cumpleaños, una boda, una graduación. En la actualidad, una felicitación se hace a través de las redes sociales, siendo lo más parecido al abrazo, las caritas felices y los corazones.

Y la que más me atemoriza y muchas veces me indigna, es que se ha perdido la costumbre de agradecer. No hay cosa que me indigne más, que cuando me tomo el tiempo de escribir un mensaje para una persona, muchas veces buscando la mejor manera de enviar palabras que expresen mi cariño, y lo único que recibo como respuesta es un ‘estúpido’ “me gusta”. Cuando hacen eso me dan ganas de eliminar a la persona o dejar de escribirle para siempre. ¿Es tan complicado o tardado escribir simplemente “muchas gracias”? No pido que respondan con un mensaje igual de largo, pero al menos agradecer.

Privacidad y comunicación verbal, dos grandes costumbres casi muertas.

Cada lugar visitado, cada lugar publicado. Apenas llegamos a un sitio y ya lo estamos subiendo a la red. De esto, lo que más me preocupa, es la inseguridad que se vive en todo el mundo. A veces nosotros mismos nos exponemos al peligro. Como medida de seguridad he optado por compartir mi ubicación una vez que me retiro del lugar, así si alguien quiere ir tras de mí, seguro ya no me encuentra.

Y lo otro, es muy frustrante invitar a alguien a una reunión y que se pase todo el rato pegado al celular contestando mensajes. No hay mucho que explicar, respetemos a quien tiene ganas de conversar contigo; si no te interesa hablar, entonces no acudas a la cita.

Entonces me pongo a pensar si el uso que le damos a las redes sociales es el correcto. Sólo no perdamos las buenas costumbres al comunicarnos con nuestros seres queridos. Si el avance de la tecnología debe ser para beneficio, no para alejar a las personas de nuestro lado.

Muchas gracias a todos por tomarse un tiempo para leerme.

Publicado en: http://www.mexicaneando.com.mx/para-reflexionar/comunicacion-en-las-redes-sociales/

El 21 de noviembre del 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s