¿Es la mala ortografía un problema de educación o tecnología?

Por: Anele Pinkus Molina

Es común ver en las redes sociales constantemente publicaciones mal escritas. Pareciera que por pereza se han acortado palabras o se han suprimido letras.  Aunque esta mala costumbre no tiene origen en las redes sociales, surgió con el servicio de mensajes de texto (SMS), donde la información se debe reducir a 150 caracteres aproximadamente. Esto con el tiempo se volvió costumbre, expandiéndose a la llegada de las redes sociales.

Los jóvenes ya no se interesan en la buena ortografía. Con el auge tecnológico y el avance del internet,  los cibernautas han creado su propio lenguaje, el cual muchas veces resulta difícil de entender, causando problemas mayormente a personas que gustan de escribir bien, y su uso es cada día más frecuente no sólo entre niños y jóvenes, sino también en personas adultas.

Lo más lamentable es que están tan acostumbrados a ese lenguaje, que así como escriben a sus amigos en el chat o por celular, lo hacen al momento de realizar presentaciones, trabajos escolares, rellenar formularios o hasta redactar un documento profesional.

La mala ortografía puede cerrarte muchas puertas. Una falta ortográfica en tu carta de presentación puede perjudicarte notablemente, al grado de llegar a ser excluido de un proceso de selección sólo por ello.

Muchos se escudan diciendo que son médicos o ingenieros y que su trabajo no es escribir bien -para eso están los periodistas- agregan en ocasiones. Son incapaces de recordar que la ortografía se aprende desde los inicios de nuestra vida académica. A la universidad se debe llegar con los conocimientos suficientes para sólo aprender de la profesión.

Es común escuchar a personas comentar que hablan varios idiomas, que su educación es amplia, pero no saben distinguir entre ver y haber.

Se han cambiado los libros por páginas de internet y leer ya no es prioridad. Las visitas a bibliotecas para buscar conceptos, hacer tareas o trabajos de investigación han ido desapareciendo. Ahora es más fácil buscar información en google y hacer ‘copy-paste’, sin ni siquiera hacer el intento por redactar en nuestras propias palabras.

Anteriormente los maestros revisaban minuciosamente los trabajos escolares y por cada error ortográfico tenías que hacer una plana como castigo. En la actualidad encontramos profesores con muchas deficiencias ortográficas.

Delfi Ramírez, licenciada en Educación, enumera muchas las causas que pudiesen generar una falta de interés por escribir bien: la aversión por la lectura, la falta de observación en lo que se escribe, ya que al hacerlo tan rápido y con tan poco detenimiento, no se fijan si lo están haciendo de manera correcta o incorrecta, el desconocimiento de las reglas ortográficas en las palabras que se suelen confundir y el poco interés de parte de docentes y alumnos a la hora de corregir lo escrito. Y sugiere algunos aspectos para mejorar este mal: la lectura, esta servirá para aumentar sus conocimientos en cuanto la escritura de las palabras; el uso del diccionario, redactar cuentos cortos, relatos personales, relatos de experiencias escolares; memorizar las reglas ortográficas y transcribir palabras de difícil escritura o que se suelen confundir.

El rezago entre los estudiantes mexicanos y los de países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) es de dos años de escolaridad, por lo que México es el país con el peor desempeño en matemáticas, lectura y ciencias.

Los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos 2012 (PISA, por sus siglas en inglés) concluyó que a México le tomará más de 65 años alcanzar el nivel promedio de los 34 países de la OCDE en lectura, pues actualmente, un estudiante mexicano con el más alto rendimiento apenas logra obtener el mismo puntaje que un alumno promedio en Japón, ubicado entre los diez países con mejores resultados.

ocde

Las deficiencias ortográficas son un mal que crece, tenemos que esforzarnos más en mejorar si en verdad deseamos un mejor país, si queremos tener una mejor calidad de vida y laboral.

Dejemos de ocupar los últimos lugares en las estadísticas y dediquemos más tiempo a la lectura y a la educación. Lee un libro, y si no tienes ni puedes comprarlo inmediatamente, aprovecha el tiempo en internet para leer páginas noticiosas, de cultura, arte, educación…

Seamos el cambio que México necesita. Demostremos con hechos que eso que tanto exigimos de verdad  nos preocupa.

 

Referencias:

http://www.oecd.org/centrodemexico/estadisticas/

http://www.eljaya.com/200709-2/a-defini.php

 

Publicado en: http://www.mexicaneando.com.mx/uncategorized/es-la-mala-ortografia-un-problema-de-educacion-o-tecnologia/

El 24 de octubre del 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s