México desde el exterior.

Por: Anele Pinkus Molina

DLiberta de expresioniariamente lees en todas las redes sociales información de lo que acontece día a día en nuestro país. Lees de    todo. Encuentras información aterradora de sangre y dolor. La mayoría proviene de gente que está en contra del Gobierno. Difícilmente lees comentarios favorables.

Prendes la televisión y en los noticieros dan exactamente la misma información: México está en crisis.

Sales a las calles y en cuanto pronuncias alguna oración la gente identifica tu acento. ¡Mexicana!

Hace una semana tomé un taxi y el señor al escucharme hablar me dijo: He visto en las noticias que en México hay guerra. He visto que la gente se está matando una a otra. Qué difícil debe ser vivir allá. Qué bueno que se vino a vivir a nuestro país.

El panorama da escalofríos. No sabes ni cómo explicarle  que si en efecto la situación del país no es la más favorable, tampoco están sucediendo las cosas como se perciben.

Cuando me ha pasado eso, he tratado de explicarles que los actos violentos se dan entre ciertos grupos y no entre toda la población.
Es aterrador darte cuenta que para el mundo, conocer México es una pesadilla.

Gran parte de la población vive del turismo, y si no hacemos algo por no dar una imagen de asesinos vamos a escribir de México,la peor de sus historias.

Hace dos años mi esposo y yo decidimos irnos a vivir a México. En cuanto se lo platicamos a la familia y amigos empezaron a tratar de persuadirnos. ‘Pero si allá se lo están pasando mal todos los mexicanos. ¿Qué necesidad hay de irse a sufrir?’. Lo decían de tal manera que hasta tú terminabas creyéndote que era una mala idea. Aún así decidimos probar suerte.

Durante el tiempo que estuvimos allá, gracias a Dios, jamás pasó nada. Estuvimos hasta altas horas de la noche en las calles de la Capital, usando el transporte público, y jamás vimos ni escuchamos nada malo. Mi esposo como extranjero decía constantemente: ‘Es más peligroso andar en las calles de Santiago de Chile que en el Distrito Federal. Qué mala imagen se ha creado de este bello país. Qué hermosa es la República Mexicana’.

¿Será que cuando vives en el extranjero eres más sensible y perceptible a lo que se dice y muestra de nuestropaís? ¿O será que a los mexicanos hace mucho nos dejó de importar nuestro México?

¿Por qué mostrar una mala imagen del pueblo mexicano? ¿Por qué hablar sin pensar en el poder de nuestras palabras? Porque al querer confrontar al Gobierno con nuestros mensajes, no nos damos cuenta que estamos hablando mal de todo un pueblo.
Ojalá la gente fuera más cautelosa y consciente al momento de hacer una publicación. Muchos no se dan el tiempo de investigar y comprobar que si lo que se dice es completamente cierto. Las redes sociales se han convertido en un arma muy poderosa. Con ellas podemos manchar el honor de una persona. O como lo he tratado de explicar, de toda una Nación.

Viva México y su gente. Viva la libertad de expresión, pero concientizada. Una libertad de expresarse pero con valor y con verdad. No una libertad donde veo que mi mejor amigo publica algo y como es mi mejor amigo, yo también debo compartir lo que él dice…

¡Qué me importa si es información real y veraz! ¡Qué me importa que en otros lugares piensen que todos somos unos asesinos! ¡Qué importa hundir a México más que lo que lo han hecho algunas organizaciones o sus gobernantes!
¡Qué importa!

Publicado en: http://www.mexicaneando.com.mx/para-reflexionar/mexico-desde-el-exterior/

El 13 de octubre del 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s